CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

miércoles, diciembre 20, 2006




Un ser llamado Alma










Es difícil pensar si realmente el alma tiene vida propia? Si el motor que la empuja y el aceite que necesita para que se mueva es necesariamente el amor?

Son muchas interrogantes para este ser que vive dentro de cada uno de nosotros y que dirige a los más profundos sentimientos.

Ella no nace en un jardín lleno de árboles, sino nace en nuestro propio jardín, ése que abonamos a diario con los nutrientes de nuestro entorno.

Por esta razón creo que su necesidad máxima para que se refleje positivamente en todo nuestro cuerpo es nutrirse de cosas bellas, de acciones buenas, de valores limpios y puros, pues aunque no creamos, en nuestros ojos se verá ella , es su espejo natural y por lo mismo en demasiadas ocasiones nos desnudará hacia los demás. Aunque hayan personas que por naturaleza denoten menos en sus ojos, pero que tarde o temprano serán expuestas.

En este ser hermoso llamado alma, se encuentra la paciencia, la comprensión, las ganas de amar, de sentirse vivo como elementos primordiales para una buena predisposición en todo ámbito y de vivir la vida sanamente, sin embargo cuando algo no anda bien; se paraliza arrojándonos mensajes desestabilizadores y haciendo que nuestra mente también ejecute acciones sin mucho sentido a veces o bien camine por oscuros pasadizos haciendo también que nuestro cuerpo completo se una a este lúgubre conjunto.

Nuestra buena alma nos lleva a no entrar a juzgar sin motivos, a creer, a aceptar tan simplemente a los demás como son, con sus esencias quizás diferentes a las nuestras pero no menos respetables y valorables.

Es demás decir que ocurren cortocircuitos porque somos humanos, que hacen que muchas veces nuestra alma no quiera ver lo que realmente hay delante de ella por necedad propia o bien porque hay elementos que confunden, que no son claros y que la sacan de su lógico sentir.

Cada vez que me tomo el tiempo para pensar si realmente sirve tener un alma, me respondo: claro que si!!! porque nos permite sentir cosas buenas y malas también, porque nos permite abrazarnos al otro cuando hay soledad, cuando queremos ser mimados, cuando no estamos bien, cuando estamos tristes, sin decirse nada , sólo mirarse en silencio , callar y sentir; si! ella lo permite es nuestro motor , nos impulsa a todo esto y mucho más.

Me impulsa a conversar lo que me pasa, a sentarme junto al ser que amo aún sin una razón, sólo porque si, porque ella lo permite porque ella no busca los por qué, porque ella sólo se limita a sentir y no a hacer preguntas al contrario de nuestra mente.

Ella nos deja necesitar, nos deja buscar, nos deja encontrar y sentir cariño, amor, confianza, lealtad, ufff ¡ todos los sentimientos más puros oh, que nobleza , y que afortunados somos de poseerla!

Necesitamos fortalecerla siempre y rodearnos de gente buena.

Necesitamos amar para nutrirla, porque creo que es el momento máximo para hacerla crecer más aún, porque el amor es su motor principal aunque suene cursi y hayan muchos retractores.

Por lo mismo concluyo que mientras nuestra alma se alimente de este puro y noble sentimiento tan humano, la estaremos siempre fortaleciendo , estaremos siempre fortaleciéndonos a nosotros mismos, porque aunque muchas veces digamos orgullosamente ...”no necesito querer, estoy bien así conmigo misma”; es una mentira absoluta.

Como seres de pensamientos, sensaciones y emociones estamos siempre necesitados de amor, sea cual fuese su tipo y si realmente o por desgracia nunca lo encontramos o nunca lo llegamos a sentir, creo que hemos perdido más de la mitad de la belleza de éste milagro llamado vida.

Porque es sin duda un elemento que nos cambia positivamente, que nos da esperanza de vivir, de acompañar, con el cual besamos el alma, con el cual podemos decir “te quiero” con sólo una mirada.

No es tan difícil nutrir nuestra descuidada alma a veces, con lo que realmente necesita, con lo que nos hace bien, sólo basta decidirnos y encontrar el camino correcto, bajándonos de nuestro altar propio y dejando nuestros laureles a un lado, dejando nuestro orgullo, ese mudo asesino que siempre termina por consumirnos y matarnos.

Siempre necesitaremos de nuestra alma para vivir, por lo mismo cuidémosla , acurruquémosla y saquémosla del tedio y la rutina entreguémosle vida, por que así y sólo así estaremos bien con nosotros mismos , con nuestro interior y por ende con el resto del mundo.

Porque necesito volver a vivir, porque necesito querer como corresponde besando estas almas que nos unieron y que nos llenaron de sensaciones plenas al sabernos unidos y afiatados como pocas parejas y que de un momento a otro por nuestros egoísmos ,egolatrías e incomprensión dejaron de latir en este último tiempo al mismo compás.

Besemos nuestra alma con todo el cariño que poseamos, no seamos mezquinos, tenemos mucho por entregar. Siento que poseo demasiado por entregar y sólo necesito que el recipiente correcto se coloque en el lugar adecuado para depositarlo; sólo necesito que el hombre que quiero encuentre realmente el valor de mi alma para vivir y compartir lo hermoso que es amar, pero amar con toda el alma.

Sólo está en nosotros encontrar el verdadero camino si realmente vale la pena y hay un real interés.

Que éste pequeño ser viva por siempre...éste llamado Alma.

1 comentarios:

Marcel Pommiez Aqueveque dijo...

mmmm, creo que el "Alma" no existe... pero en fin!

Un abrazo