CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

jueves, marzo 20, 2008


Reflexiones para el alma

A veces, este mundo tan acelerado, no nos deja ver lo realmente importante que es la vida, con toda la simpleza, la esperanza, la generosidad hacia los demás y sobre todo lo que significa , felicidad.
Pues bien , aquí plasmo tres reflexiones que me dejaron pensando profundamente y que considero importante compartirlas, sobre todo en estos días tan especiales, que nos hacen volver a reencontrarnos con nuestro espíritu, pero sobre todo con quien nos da la vida y todo su amor...Jesús.



Primera reflexión

PALABRAS DEL SABIO:
Hijo mío, cuando te acerques al temor de Dios / prepárate para las pruebas; / mantén el corazón firme, sé valiente, / no te asustes en el momento de la prueba; / pégate a él, no lo abandones, / y al final serás enaltecido (Eclo 2,1-3).

¡Qué fácil parece conseguir ser feliz! ¡Tantas veces pienso que consiste simplemente en hacer lo que quiero hacer! Pero, ¿es esto lo más sensato?
Es cierto que pienso que lo sensato es comportarse honradamente, porque a la larga es más beneficioso que actuar injustamente; pero ¿cuántas veces no he pensado que al malvado le va muy bien todo en la vida, mientras que al justo le va mal? ¿No parece que los que triunfan en nuestra sociedad son los mayores ladrones, los tiranos o estafadores? ¿Cómo se puede negar lo que es tan evidente a nuestros ojos, lo que todo el mundo sabe, lo que salta a la vista? Si esto es así, ¿qué provecho puedo obtener yo con la paciencia y la misericordia, si no es que se aprovechen de mí cada vez más?

Posiblemente ésta es la prueba más dura que ha de superar quien quiere acercarse a Dios. Quizás la manifestación más evidente de todo esto es el mismo destino de Jesús, a quien considero mi maestro: con su comportamiento justo lo único que consiguió fue que le acusasen injustamente, que lo condenasen a muerte. Sólo consiguió tener que morir ajusticiado y abandonado por todos sus amigos y familiares. ¿Valió la pena toda su vida dedicada a seguir la voluntad de su Padre?...Cada cual puede responder según su propia experiencia. Yo creo que su vida, y su muerte, es la más grande enseñanza: ¡nos mostró el corazón amante de su Padre!
En el sufrimiento y en el desprecio, él vio el rostro amable de Dios. Del mismo modo quien sigue este camino ha de escuchar con atención: prepárate para las pruebas... no te asustes... pégate a Dios, no lo abandones, pues al final merece la pena, ya que te habrás hecho como Dios.

Segunda reflexión

PALABRAS DEL SABIO :
No confíes en tus riquezas, ni digas: «Soy poderoso»; / no confíes en tus fuerzas para seguir tus caprichos.
No sigas tus antojos y codicias / ni camines según tus pasiones. / No digas: «¿Quién me podrá?» / porque el Señor te exigirá cuentas (Eclo 5,1-3).

Parece lógico pensar que uno es feliz cuando tiene todo lo que desea, tanto en lo que respecta al dinero, al poder o a cualquier otra cosa. Si tengo para comprar lo que quiera, seré feliz: así pienso. O bien, si puedo hacer lo que quiera, seré feliz.
Pero en realidad este camino no lleva a la felicidad, pues por más cosas que tenga, siempre habrá algo de lo que carezca, y terminaré pensando que es eso, precisamente eso que me falta, lo que me daría la felicidad. Del mismo modo, por más cosas que pueda hacer, siempre habrá algo que no puedo hacer, y pensaré que si lo pudiese hacer sería feliz. Eso es un error.
El sabio me dice que no confíe en las riquezas ni en la fuerza o el poder, si es cierto que quiero ser feliz. La felicidad no consiste en poder satisfacer todos mis antojos (que son insaciables por principio), ni consiste en hacer todo lo que uno quiera hacer (pues mi querer no tiene límite). Es cierto que eso me proporciona cierta felicidad. Es cierto que cuando yo quiero algo (un juguete, un libro o un coche nuevo), cuando lo adquiero soy feliz, pero ¿cuánto durará esta felicidad?, ¿un día?, ¿una semana?, ¿un mes? ¡Qué pronto habrá otra cosa que no tengo, y que también querré, y si no la tengo ya empiezo a no ser feliz!La felicidad no está en las cosas que yo pueda tener o adquirir, me repite una y otra vez el sabio. Y eso es así, porque la verdadera felicidad, aquella que no se acaba nunca, radica en el modo como yo me relaciono con todas esas cosas. La felicidad no es un acumular, sino un desprenderse de las ideas equivocadas sobre lo que yo pienso que es la felicidad.
La felicidad es un decir que sí a las cosas que están ahí, por la sencilla razón de que están ahí. Porque Dios las puso ahí. No es un querer agarrar cosas y más cosas. Tampoco es un rechazarlas y no quererlas. Es un aceptar que están ahí, mirarlas y sonreírle. Porque están ahí, porque Dios las puso ahí.

Tercera reflexión

PALABRAS DEL SABIO :
No alabes a un hombre por su belleza / ni lo desprecies por su figura: / la abeja es la menor de entre lo que vuela, / pero su cosecha es la más escogida (Eclo 11,2-3).


¡Cuántas veces he buscado un maestro que me indique el camino que conduce a Dios! Es cierto que los libros me han enseñado muchas cosas, pero no me responden a las preguntas que yo me hago. ¿Dónde estará ese maestro?
Y sin embargo la respuesta es muy sencilla: basta con que mire a mi alrededor. Todo cuanto existe me enseña una faceta del camino. Puede que no sea la respuesta a una pregunta que yo quiero hacer, pero sin duda es la respuesta a la pregunta que más necesito saber.
Quizás yo busco que mi maestro sea un anciano venerable, cuya simple presencia impresione. Quizás pretendo que su sabiduría sea apabullante, que sepa el por qué de todas las cosas que yo ignoro. O que sea valiente, o que sea hermoso, o que sea ....

Y Dios responde a mi petición enviándome el maestro adecuado, el que me conviene en este momento: ¡quizás en la figura de una abeja! Pero, ¿qué puede enseñarme a mí una abeja? Mira la abeja; parece que no sirve para nada; es de los seres más pequeños entre los que vuelan, pero sin embargo almacena el alimento más dulce para la boca de los hombres.
Así ocurre con todas las cosas: si las miramos bien, son un maestro que nos enseña la dulce esencia de su saber, como la abeja.

LA PALABRA DE DIOS ES "ESPÍRITU Y VIDA"

¡¡¡¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN A TODOS Y QUE LA SIMPLEZA DE LAS COSAS QUE DIOS NOS ENTREGA A DIARIO, SEA LA FUENTE DE ENERGÍA PARA SEGUIR LUCHANDO CADA DÍA POR CURAR LAS HERIDAS DE ESTE MUNDO Y NOS HAGA AUN MÁS NOBLES Y MÁS HUMANOS!!!!


Las reflexiones parten del libro: "La Sabiduría de Jesús ben Sirá"
Por Ángel García Santos, o.p.

12 comentarios:

Silvia dijo...

Hola Agualuna!!!
Primera vez que visito este blog!!
Me encantó!! Que maravilloso tus escritos!!
Esta mañana estuve mirando, como tenia que hacer para llevar, justamente la imágen que tu has puesto de Jesús, Y oh!! sorpresa me dió mucha alegría cuando la vi aquí!!
Me gustan los comentarios que dejas!!
Gracias por pasar!!
Felices Pascuas de Resurrección!!!

Cariñosamente Silvia

P.D. Con mas tiempo leeré todo lo que me falta.

LA REINA dijo...

Agualuna querida!!!

No se describir la emocion que senti al leerte.

Tus post son un balsamo para el Alma.

Gracias por ser como sos.

Felices Pascuas
Un Beso
La Reina

Marco Marlon dijo...

HERMOSAa manera de ver la vida

mi despertar dijo...

Gracias por tu visita, Tus escritos ne han resultado maravillosos

lolitas dijo...

lo mejor que podemos hacer en estos dias es reflexionar besos

María Inés dijo...

Agualuna:
He leído atentamente las reflexiones que nos trajiste y,
a pesar que parecen tres, en rigor de verdad son una...
Esa especie mágica de tridimensión convertida en uno es nuestra esencia más pura...
La felicidad es un camino interno...
La cultura, las diferentes culturas religiosas, todas nos invitan al viaje más maravilloso, que es el viaje interior...
Allí están todas las respuestas a nuestras preguntas, allí está nuestra verdadera naturaleza divina...
Lo demás hay que trabajarlo desde el desapego natural que es la forma sabia y pacífica en la que venimos y nos vamos de este mundo...
Los apegos son nuestras cadenas y nuestro horizonte de libertad absoluta es no atarse a nada que haya en esta fantasía de la mente que es la vida, donde venimos a ser libres de toda atadura...

María Inés dijo...

Tu casa es un manantial donde cada uno de nosotros nos encontramos frescos y renovados por tanta espiritualidad.
Gracias

Natasha dijo...

Querida Agualuna, paso para decirte que en mi blog deje un premio para ti, del cual eres mas que meritoria por todo el amor que das y das a través de tus hermsoos y sabios textos

Felicidades y qeu Dioste bendiga con cereces

Un abrazo desde la alagria de compartir contigo, mi cariño en un feliz domingo de resurección...

Naty

PD: puedes otorgarlo a quien desees según tus criterios, en numero que va desde cero a infinito...

Misionero dijo...

Hola vine desde elblog de Natasha a felciitarte por el premio del que te has hecho acreedora, sin duda que tienes atributos que te hacen digna de todos los dones que hay sobre la tierra...

al leerte saco una conclusión:
...tu belleza es también una enseñanza... sólo debes saber interpretar las señales del cielo

Te abrazo agualuna y ha sido un placer conocerte

Patricia dijo...

te abrazo agualuna...
que lindo post,ojalá podamos meditar siempre en dios y reflexionar para pasar por este mundo con más alegría


cariños siempre

Alter ego (el otro yo) dijo...

Hermana en Cristo,vengo del blog de natasha y he visto su blog y aprovecho para saludarla y feliz Pascua.

www.martin-almiron.com

lully, Ref. al desnudo dijo...

Encantanda de reflexionar al lado tuyo con tus letras llenas de sabiduría. Felices pascuas para tí también.

Un abrazo amiguis!