CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

lunes, abril 14, 2008



Hacer todo lo bueno, sin mirar a quién lo hacemos

"Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible"
(Mahatma Gandhi)

Tan fácil para algunos y tan difícil para otros...


Nuestra naturaleza humana tan imperfecta, muchas veces nos hace actuar de una determinada manera, por quedar bien, por lograr algún reconocimiento, por hacer que nos miren como casi ídolos, por complacer a alguien que nos interese, etc., pero pocas veces meditamos en hacer algo bueno, sólo por hacerlo, sin esperar nada a cambio.

Si pensáramos muy a conciencia lo grato que es hacer obras buenas y dar lo que más podamos por entregar amor , sin esperar una alabanza o agradecimiento.

Sentir que con sólo una sonrisa, con sólo un pedazo de pan, con sólo una donación a una entidad o simplemente con escuchar a alguien que lo necesita, nos hará llenar de gozo el corazón, en vez de llenarnos de cosas superficiales, de seguro lo haríamos muy habitualmente como casi un rito de vida.

No buscar el reconocimiento ni el agradecimiento como propósito final de cada acción hacia otros, nos hace estar muy cerca de ser los humanos que siempre deberíamos de ser, y por qué no ir más allá aun y pensar que de esta manera estaríamos humildemente haciendo volver la luz al mundo?

Sin duda una gran tarea, aunque se vea pequeña, pero la grandeza está en esas pequeñas acciones, en el anonimato, en el silencio, en lo que nuestro corazón nos lleva a hacer desinteresadamente.

El cielo debidamente nos sabrá agradecer y llenarnos de mejoras en nuestra vida , por todo lo que dimos, pero su agradecimiento no tiene que ver con nada material, para los que piensan de esa manera, no!!! sino que su regalo será en nuestro espíritu, en lo que nos hace ser hijos de la creación.
Hay veces que aunque estemos al lado constantemente de las personas que nos necesitan , sentimos que ellas realmente siguen sintiéndose solas y que no logramos ayudarlas y eso nos produce un sentimiento de culpa, pues por más que hicimos no se sintieron comprendidas.

Es muy natural pasar por eso, yo lo he vivido también, pero más que culparnos nosotros, es tal vez, que esa persona no supo entender nuestras palabras por sus problemas que no la dejaron ver más allá y recibir una mano fraterna y un sabio consejo.

Muchas veces hasta nosotros mismos nos ha pasado que sumergidos en nuestras dificultades aunque hayan muchas personas a nuestro alrededor para escucharnos, cobijarnos y darnos una mano , no las vemos.

E incluso más, en vez de ver lo que estamos haciendo por ellas , nos tienden a criticar y a decirnos que jamás las comprenderemos.
Y no lo niego, es doloroso, pues lo único que queríamos era hacer un bien, pero lamentablemente hay personas que suelen sentirse que poseen la razón en todo y jamás se equivocan; es lamentable.

Sin embargo hay que seguir adelante, y no desmoralizarnos, porque se nos criticó o sentimos que lo que entregamos no surgió efecto, todo lo contrario, somos llamados a seguir adelante y continuar sin decaer, como sea haciendo el bien, no bajar nunca la bandera de la fe y la esperanza de un mañana mejor para todos los que nos necesitan.

No sólo pensar en nuestros padres, en nuestras familias, en amistades, en gente nuestra , no, todo lo contrario, con ellos siempre estaremos y ayudaremos de algún modo, pero los que no tienen a nadie, como un niño abandonado, como un anciano durmiendo en la calle, como esas personas que quedaron solas en el mundo porque ya no tienen familia, e incluso hasta un pobre animal herido ,enfermo o abandonado, también necesitan de nosotros y aunque algunos piensen que por ser animales no sienten nada, les digo que están completamente equivocados y la ignorancia se los está carcomiendo , pues los animales también sienten frío, hambre, dolor y el abandono humano ,aunque no puedan hablar , sólo con sus ojitos tristes , pero llenas de dulzura y humildad nos dicen todo.


Por ejemplo, sólo deténganse unos minutos a observar a una mascota de casa bien cuidada, sana, con su alimento y cariño de hogar ,cómo es su mirada ? ...vívida , alegre e incluso a veces hasta un poco gallarda y observen a un perro callejero, enfermo, sin comida y sin unos amos que lo quieran , cómo es su mirada?...triste, opaca y tímida , ávida de amor.
Así se darán cuenta que ellos también sienten y sufren.

Por eso estoy completamente convencida que donde haya necesidad, ahí debemos de estar; que a donde haya silencio y desesperanza , una palabra nuestra ayudará ; que donde el hambre arrase ,una taza de té caliente y un trozo de pan ayudarán mucho, no importando, raza, ni situación social, ni cultura, ni dialecto, ni especie; eso es hacer el bien sin importar a quién.

Se que a veces no será fácil por nuestros propios problemas, porque no estamos con la disponibilidad necesaria para “estar”, y lo entiendo muy bien , pues es de humanos, pero de algo si que estoy segura y es que cuando a nosotros nos toque necesitar de alguien, sin duda estará sin falta para ayudarnos , ya que desde el cielo Dios nos mira y también nos premia, y qué mejor regalo que ser comprendidos también?

Nos encontraremos con muchísimas personas en nuestras vidas que requerirán de nosotros, aunque no nos pidan directamente una mano. Así como también con personas que difícilmente saldrán de sus propios abismos hagamos lo que hagamos, para poder rescatarlos.

Ya en esos casos hicimos hasta lo imposible, pero no es porque hemos fallado, sino porque la realidad es simplemente, que esas personas ni por sí mismas y ni por la ayuda brindada se pondrán de pie nuevamente, porque se niegan a salir de su enjambre.

Pero a pesar de todo, nunca dejemos de plantar nuestra semillita de amor donde falte, estemos en donde estemos, pues nuestro premio vendrá del cielo. No esperemos un altar acá en la tierra, pues nuestro altar ya lo llevamos y está albo en nuestra alma y en nuestra conciencia.

Para sembrar amor en los demás , debemos primero cultivarlo en tierra fértil dentro de nosotros mismos y para cosecharlo de los demás, es porque en algún momento en ellos sembramos nuestra semilla, con sacrificio, con constancia, con fe, con paciencia, y sobre todas las cosas , con ganas de dar y entregar desinteresadamente todo lo que tenemos para dar.

El cielo, siempre se acordará de nosotros.

Agualuna

16 comentarios:

Kepanuk dijo...

Me encanta ver cuando estamos hablando un mismo lenguaje...
Porque se pueden hacer muchas cosas!!

Te invito a visitar mi nuevo blog:
VOCES:
http://kepanukvoces.blogspot.com

Te espero, cariños!!

mi despertar dijo...

Hablamos el mismo idioma del amor la paz la union por un mundo mejor
Bello tu escrito Dame la mano enlacemos los sueños

Joan Pinardell dijo...

Lo del cielo es lo de menos... si no se acuerda tampoco importa... yo creo que tú tienes un gran corazón...
te abrazo amiga
maravilloso texto

Catalina Zentner dijo...

¡Cuántas verdades, mi niña!
Hay madurez y hondura en estas reflexiones.
Un abrazo.

Patricia dijo...

bueno preciosa ..ojala nos llenáramos de personas como tú,tendríamos un mundo mejor,pero vamos creando ,vamos creando,tejiendo redes,creando círculos !!!

cariños

María dijo...

AGUALUNA:

Qué buenos consejos das en esta entrada, siempre tan positivos.

Y qué grande es el amor, la paz, la unión, la armonía.

Unamos nuestras manos a través de nuestros blogs.

Un abrazo muy fuerte.

Hombre Cóndor dijo...

Siempre hay espacio para el perdón.

Soy un convencido que si.

y tu que crees??

Bendiciones y saludos sureños querida Agua luna.

HOMBRE CONDOR

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

y si, pero es tan dificil no mirar...

celebrador dijo...

De hecho, nadie puede evitar un comportamiento bondadoso mientras que está sintiendo enamorado de la vida misma

Hada Saltarina dijo...

Seguir contra toda esperanza es tu mensaje. Me ha ayudado mucho. Un abrazo

LA REINA dijo...

Hola Amiga
Por supuesto que cada vez somos mas los que estamos en el mismo camino espiritual.
Sos un ser maravilloso y te cuento que hay un encuentro Mundial de meditacion por la Paz, mandame tu mail para enviartelo.
Un beso para tu alma
La Reina

BETTINA PERRONI dijo...

En realidad creo yo que eso es la bondad... hacer el bien sin mirar a quien. En estos días eso es tan poco visto... por alguna razón la sociedad nos ha aleccionado a dar y recibir cuando, la mejor manera es esa, la que no se espera por el simple gesto de compartir ya sea una enseñanza o una ayuda.

Gracias por hacernos entender esto, son palabras que pesan en oro y que son más valiosas si se practica el gesto de bondad.

bello tu corazón querida amiga.

Un abrazo

Tomás Goic dijo...

En este mundo hay una gran necesidad de personas honestas, de buen corazón y solidaria, pero por desgracia son la minoría, puede ser que existan muchos más con nobles intenciones, pero no pasan de eso, de las intenciones, no hacen nada por mejorar aunque sea su entorno inmediato.

Muy lindo lo que escribes, lo comparto de principio a fin, necesitamos más voluntad y ganas de hacer las cosas, te mando una gran saludo y que lo pases muy bien.

Patricia dijo...

hola bonita
paso a decirte que tienes dos premiso en mi blog ..uno en interior y el otro en universo magico


beso

Camille Stein dijo...

una buena y simple lección para todos... pero nada fácil de aplicar en la práctica, por lo que parece.

me ha gustado mucho.

un saludo.

Abril Lech dijo...

Si, si, totalmente de acuerdo!

Y lo que es mejor: nos enriquecemos en cada uno de nustros actos valiosos. de una manera increíble y real. Que luego se escapa por los poros de la piel iluminándonos con una luz diferente. Estoy convencida.