CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

martes, abril 08, 2008


Una búsqueda eterna, pero maravillosa llamada Felicidad

"La felicidad es interior, no exterior; por lo tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos"
Henry Van Dyke ( Escritor estadounidense)

Por muchas generaciones, el hombre ha buscado una felicidad permanente, quieta, que no se mueva, que permanezca eternamente a nuestro lado, casi amarrada a nosotros, pues si se suelta, sentimos que nuestra vida ya no tiene razón.

Realmente para mí, es una utopía, no porque no la podamos obtener, o vivir, sino porque la felicidad no es un trofeo que quisiéramos mostrar a todo el mundo permanentemente, pues sólo dependerá de cómo la logremos encontrar y mantener a nuestro lado. Es algo natural, que sólo existirá si queremos nosotros mismos que exista.

Algunos dicen que la felicidad es el dinero, autos, casas, viajes, etc. sin embargo , esa es una parte tal vez , que ayuda en ciertos casos a estar más cómodos , pero no más felices.
Según mi forma de pensar, si no somos capaces de llevar una vida en armonía con nuestra familia y todo nuestro entorno, jamás podremos ser felices de verdad.


Ella, se convierte en pétalos añejos que la vida va colocando en nuestras manos , para convertirla en una flor hermosa, siempre y cuando la vayamos regando y fertilizando.

Vivimos, permanentemente buscando una felicidad que no es real, que la fabricamos según nuestros intereses, que nos pasamos la mayor parte de nuestra vida mayormente soñándola, que viviéndola, sin darnos cuenta que está en lo que tenemos y no vemos.

Aparentar ser felices ante los demás, nos hace inmensamente infelices, sobre todo si la conducimos estúpidamente por nuestro status, por las apariencias, por el qué dirán, etc. y la sacamos fuera para mostrarla aparentemente perfecta, impecable, pero que en la realidad ,está totalmente amorfa, en un ambiente lleno de superficialidades.

No podemos mantenerla sujeta a nosotros, porque no siempre logra estabilidad, se mueve , avanza, se esconde; alertándonos de que algo está mal en nosotros , por lo mismo nos da sus señales, mas por lo ciegos que estamos muchas veces, no nos damos por enterados y nos amargamos al no encontrarla.

De lo que sí estamos muy atentos es en lo inverso, en el sufrir, en sentir angustia, en pensar en los problemas, en ver que la relación con la persona que amamos ya no es la misma,en sentir que ya nada vale, que todo es difícil y está muy lejano y por lo mismo, sentimos que la infelicidad es más duradera, que ella si se queda y se adueña de nosotros, de nuestra existencia y se aferra como una hiedra tratando de ahogarnos.

La felicidad en cambio,al pensar equivocadamente, es esquiva, efímera, momentánea; juega con nosotros y al final se escapa dejándonos en la más honda depresión.


Pues opino, que no es así, aunque no puedo negar que han habido muchas veces en que lo he pensado exactamente y he perdido toda esperanza de disfrutarla.

Sin embargo, he descubierto, que solamente en uno está la capacidad de ser felices, que nadie nos la regala , ni la vende , ni la produce, no!, pues si tenemos la capacidad de mirar a nuestro alrededor y disfrutarla sencillamente como viene; la voluntad segura de mantenerla con nosotros a través de una vida sencilla llena de valores y de mantener la fuerza y la fe en que tenemos derecho y somos capaces de vivirla constantemente y a diario ,a pesar de los problemas que son parte de la vida, lograremos entender que la felicidad , siempre ha estado ahí, a nuestro alcance y que no es necesario grandes sumas de dinero, ( como algunos piensan) , sacarse un premio millonario ,ni de grandes sacrificios, para poder sentirla dentro de nosotros.

Otro aspecto importante que pienso , tiene que ver con nuestra propia confianza en nosotros como personas.
A veces parecemos niños perdidos, buscando desesperadamente que alguien nos de seguridad, porque nosotros no hemos sido capaces por nuestros medios de lograrla.

Ser infeliz es muy fácil, tal vez todo lo malo, o todos los caminos que nos llevan a sentirnos así, son fáciles de recorrer, pues nos conducen a un abismo oscuro, tremendamente profundo y si estamos convencidos que estamos ubicados en esta posición de infelicidad porque así es nuestra "suerte", por más que tratemos de trepar y salir a la luz, volveremos a resbalar y a caer de nuevo más fuertemente al fondo , sin salida.


Por lo mismo, nadie nos ayudará, pues estamos convencidos a priori , por nuestra mentalidad pesimista en algunos casos, que nunca seremos felices, que estamos destinados al fracaso. Y de esta manera sólo nos quedará una única opción si queremos ascender y es que tendremos que entender que nuestra lucha para salir ,será sólo por medio de nosotros mismos.

Lamentablemente hay muchas personas que pasan por esto, y viven desesperados, metidos en su propio Yo. Sus almas se colorean de gris y la desconfianza va dirigida hacia todos , viendo la vida como una cárcel de lamentos eternos.

Como también, dejarnos caer en la inercia y quedarnos ahí inmóviles, esperando que llegue “un milagro” y nos devuelva la confianza en nosotros mismos ,en vez de seguir luchando para reencontrarnos con la felicidad, que según nuestras mentes atrofiadas , perdimos en alguna calle de la vida....Que fácil , no?

De seguro que a más de alguno, le habrá pasado de encontrarse en algún minuto en esta situación; es de humanos, por lo tanto es inevitable, es propio de nuestra naturaleza.

Debemos con mucha fuerza, que la tenemos, hacernos una imagen de nosotros mismos de ser seres seguros, equilibrados y resueltos. Confiar en que somos capaces de reflejar esa imagen desde adentro hacia fuera, partiendo por nuestro espíritu; que se note, no simulada, en la que mente y alma, estén sujetos de la mano y caminando hacia una misma dirección.


Tener la mente convencida de eso, ya es un logro inmenso.

Muchas veces tendemos a culpar a otros de no ser felices, de estancarnos, de no dejarnos ser, mas somos nosotros los únicos culpables, que no dominamos las situaciones y que no corregimos nuestra propia vida.

La mente mueve montañas, por lo que es casi una “obligación” cambiar nuestra forma de pensar, no es fácil, claro que no, y lo digo por experiencia, pero si no lo intentamos con todo el esfuerzo posible, nuestra mente se agrietará y ya después con los años, será imposible cerrar lo abierto y pensar en positivo.


La palabra “no”, que nos dice, “no puedo”, “no soy capaz”, “no lo merezco” ,debe ser sacada de nuestra boca y ser tirada a la basura.

Y sólo pensar que soy capaz de seguir adelante con la cabeza en alto, disfrutando de lo que nos encontramos a cada paso; decididos.



“Se puede cuando se cree que se puede”, es decir, cuando la fe manda, sin embargo debido a nuestra naturaleza y a lo que invade nuestro espíritu, no anhelemos tener una felicidad siempre ahí, estática, tranquila , casi adherida y sin intervalos, sino que tratemos de cultivarla siempre, luchando, creyendo en nosotros, en nuestras capacidades, no fijándonos en lo que el otro tiene, o es; no preguntándonos por qué el otro se ve tan feliz y yo no, para así conservarla naturalmente.


Sólo entendamos que la felicidad es libertad y está en donde miremos, en la naturaleza, en nuestra familia, en los hijos si es que hay, en la persona que elegimos para seguir juntos un camino en común.


En esa energía invisible,que nos hace ponernos de pié cada día, pero por sobre todo en las cosas simples que la vida nos regala, teniendo muy en cuenta también que si somos capaces de aguantar tormentas, indiferencias, egoísmos , de no caer en la ambición, ni en ningún sentimiento oscuro, basando nuestra vida en la humildad, en la gratitud, en la confianza, en la solidaridad, en las emociones, en la fe, en la oración, en el perdón , en el amor a nosotros mismos, a nuestros pares, a las personas que queremos , a la vida misma y a Dios, seremos capaces indiscutiblemente de ser felices y de disfrutar constantemente este regalo, tan escurridizo a veces, llamado felicidad.

Claro está que si entendemos su esencia ,seremos libres en cuerpo y alma , y a través de esa libertad iremos creciendo, iremos amando, iremos desarrollándonos, iremos proyectándonos , iremos instruyéndonos de la vida , iremos conociéndonos y ante todo aprendiendo a “ser”.

"La felicidad se inicia en nosotros, en la forma de ver, de sentir y de vivir la vida...en nadie más".


Agualuna

12 comentarios:

Patricia dijo...

100% de acuerdo contigo agualuna!
la felicidad depende sólo de nosotros


te dejo cariños

María dijo...

Amiga Agualuna, al igual que Patricia, estoy totalmente de acuerdo contigo de lo que comentas sobre la felicidad.

La felicidad, está en nuestro bienestar interior, en nuestra manera de ver las cosas, en nuestro corazón, en nuestra armonía interior, debemos de intentar ver las cosas desde el lado de la confianza y optimismo, y desde la luz, porque no la vamos a encontrar en los artículos materiales, sino en nosotros mismos.

La felicidad no se debe buscar, se encuentra en nosotros.

Muy bonito tu texto.

Un abrazo muy profundo.

Catalina Zentner dijo...

La felicidad para mí, es tener salud, disfrutar de la familia, escribir, escribir, escribir, seguir soñando y conservar la capacidad de asombrarme, de no guardar rencor, de saber apartarme a tiempo de aquello que puede causarme dolor.

Un beso,
Catalina

Silvia dijo...

Hola Agualuna!!
Me gustan tus escritos!!
Es un placer visitarte!!
Y agradecer tu visita y los comentarios tan hermosos que me dejas!! Disfruto todo!!

Soy una persona muy agradecida a Dios y a la vida!!
Soy muy feliz!!!
Claro, la felicidad depende de uno!!

Besos y abrazos!!! Silvia

P.D. Estoy con poco tiempo, mil disculpas.
Me gustan tus visitas.

kukilin dijo...

Nada más cierto, la felicidad está dentro de nuestro mundo, de las pequeñas cosas que nos rodean y de como lo vemos e interpretamos.
Nadie más que nosotros somos responsables de nuestra propia felicidad...
♥Besitos dulce♥

celebrador dijo...

La felicidad es un sentimiento interior, la infelicidad también lo es

El sentir es una de mis capacidades, como también lo es el pensar

Aquello que siento es lo que mejor me define, porque ocurre que cuando yo me siento bien... pues entonces, en ese momento, yo estoy bien (al margen de cualquier otra cosa como pensamientos o sucesos).

Y por el contrario, cuando yo me siento mal, en el momento preciso en el que me estoy sintiendo mal, pues yo estoy mal (igualmente al margen de pensamientos,razonamientos o sucesos)

Esa es mi clave, la metodoloía para sentirme bien ya varía con las "recetas", esa de experimentar el subidón que nos produce percibir la envidia ajena (tener más, mandar más, figurar más...) es muy pasajera y va seguida, como comentas tú, de un bajonazo seguro

BETTINA PERRONI dijo...

Querida Agualuna,

en verdad yo no sé si prefiero la felicidad a la plenitud, aunque creo que ambas van tomadas de la mano.

La felicidad la mediría por instantes... la plenitud la considero duradera.

Pero felicidad o plenitud, quien no quiere eso en sus propias vidas?...

cuando llegue, en el momento que aparezca hay que vivirla al 100%, no dejarla dque se desvanezca por cosas sin sentido... hay que protegerla, conservarla y mantenerla.

Bello tu post amiga :)

Joan Pinardell dijo...

Amiga, no sé si no hemos cruzado en la red, pero yo también soy piscis y tengo pensamientos de agua o en el agua...
precisamente hoy, ante de leer tu post he escribo algo sobre la felicidad en mi blog... más corto... tú lo explicas mejor... yo soy más directo...
comparto lo que dices
y deseo que sea muy feliz
para empezar a ser feliz hay que querer serlo... y no hay otra...
un abrazo amiga

María dijo...

Aunque no tengas nada nuevo puesto te dejo mis saludos con un fuerte abrazo preciosa agualuna, eres una auténtica transparencia llena de sentimientos y de luz.

Kepanuk dijo...

La felicidad es el enfoque con que miramos nuestra propia existencia...

Es el caleidoscopio con el que vemos el mundo...

Son las alas que le ponemos a nuestra alma para volar un poco más alto...

Es decir "no", cuando no quiero...

Es aquietar el espíritu cuando se necesita calma...

La felicidad está en lo simple y también en lo adverso...

La felicidad está en recibir la vida tal cual, y disfrutar el placer de vivir...

......

Muy linda reflexión...

Cariños!!

LA REINA dijo...

"La Felicidad es Libertad"

Esa es la mejor definicion que he escuchado... que palabra poderosa

La Felicidad esta en todas partes, esta en uno saber encontrarla, y ser Feliz.

Un beso
La Reina

Wilhemina Queen dijo...

La felicidad siempre nos parece corta, poca, pequeña.

No depende como bien decís de lo exterior, de las cosas que se posean o de cómo sea uno.

Yo creo que la felicidad es una sumatoria de pequeñas cosas de las cuales no nos damos cuenta porque no nos causa dolor.

En fin, mucha tela para cortar en este tema

Buen post!
te felicito!


Verónica

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦
UN BLOG SE ALIMENTA Y CRECE GRACIAS
A LOS COMENTARIOS, CUANDO VISITES UN
BLOG DEJA TU HUELLA EN ÉL ☺
♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦