CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

sábado, marzo 07, 2009


¿Enfrentamos las dificultades sin cobardía y sin creernos omnipotentes?


“Como no estás experimentado en las cosas del mundo, todas las cosas que tienen algo de dificultad te parecen imposibles”.
Miguel de Cervantes Saavedra



¿Cuántas veces nos perdemos en el tiempo?

Perdemos los horizontes de nuestra vida, lo que hemos proyectado.Todas nuestras más preciadas metas y nuestro norte.

Nos perdemos dentro del mundo de las preocupaciones, viendo que ese esfuerzo, no sirve para nada, sólo nos estanca y nos amarra como la soga de un ancla.

Nos encaminamos en tantas direcciones y mayormente en las más equivocadas, viviendo de esa manera un lapso de tiempo de nuestra valiosa vida dentro de un espectral espacio, estúpido y lo peor, solitario.

Nuestro ficticio “autismo” nos hace casi sin darnos cuenta que estamos quedándolos solos y mal enfocados, dándole una relevancia desmedida a las cosas tontas que antes no teníamos.Y de esta forma, nuestro cerebro se baña y termina hundiéndose en pensamientos negativos, suposiciones, preocupaciones de más e imbecilidades.

Es así y no nos damos cuenta porque estamos tan sumergidos en nosotros mismos, que no vemos que todo esto es extremadamente perjudicial, no solo para nuestra psiquis y organismo, sino también para quienes nos rodean, nos quieren y nos ven a diario, provocándoles también una preocupación.Somos masoquistas con nuestro propio ser y egoístas con los demás...


Por lo mismo debemos de estar atentos, porque de esta forma, somos idóneos para extraviarnos en el limbo, desaparecer y no regresar en mucho tiempo a nuestra verdadera senda, preocupándonos sólo, por lo que bien merece preocuparse, sino quedará relegado a un segundo en incluso en uno infinito lugar, dándonos cuenta ya quizás muy tarde, de que algo nos está faltando.

Sentimos que algo extraño está presente, pero no alcanzamos a divisarlo, porque nuestros ojos no están observando, sólo viendo; y nuestros oídos sólo están recibiendo ondas de diversos tipos , pero no escuchando.

Ahora si tomamos la actitud de descansar en un tipo de vida “light”, para muchas veces “zafarnos” de los problemas, hará que nada de lo que realmente valga tenga el valor que se merece, si es importante, claro.Situaciones, acciones, personas, o bien lo que tenga un valor único y nos aporte como buenas personas.

Entonces,¿ para qué llegar a ese extremo, en donde el vacío se hará insoportable y nos sentiremos más solos que nunca?

Solamente cuando nos trituremos contra el pavimento, de una caída desde ese precipicio que nosotros hicimos cada día más alto y peligroso, nos daremos cuenta de la magnitud del dolor y de lo que significa ser totalmente humanos y vulnerables. No ángeles, ni dioses como muchas veces consciente o inconscientemente nos sentimos. Autosuficientes, necios e incluso dueños de la verdad, para convertir ese dolor en la nada misma a nuestra conveniencia.

Sentiremos que nuestro valioso tiempo, lo hemos malgastado en cosas que no sirven para nada y más aun, desgastándonos en situaciones que se salen del alcance de nuestras manos, porque ya hicimos todo lo que tuvimos que hacer y no hay más.

Es realmente una frustración muy grande, porque no somos omnipotentes para “mejorar el mundo”,o para hacer que nuestra vida sea casi “perfecta”, eso ¡No existe! Pero si, lograr que sea mejor , eso si, porque hay que muchas veces sudar fuerte para lograr salir adelante, pues somos humanos de carne y hueso, no máquinas creadas para solamente ganar y construir la perfección.

Recuperar el tiempo perdido no es fácil, cuando lo hemos malgastado erróneamente, por lo mismo evitémonos las angustias y los “encierros” extras, saliendo a la atmósfera, abrazando a quienes nos quieren. A nuestras familias, a nuestros hijos, a nuestros amigos, a nuestros amores, a lo que nos hace ser personas de bien, respirando el oxígeno que emana de lo único, de lo bueno y de lo verdadero. Esto nos hará sentirnos tranquilos de alma y nos ayudará a pensar mejor.

Es normal querer recuperarlo y hacer que todo lo que nos quedó pendiente, tome su curso y se cumpla con tranquilidad, porque cuando se hace todo lo que se puede cabalmente, ya el resto queda para que siga el curso que tenga que seguir.

Atolondrarse al tener las pilas al máximo, lanzando energía por doquier, es un desgaste inútil, que ni siquiera es digno de comentar.Llevándonos consigo el no poder dormir, porque nuestra mente no está tranquila y la conciencia nos carcome.

Por lo mismo, todo lo que tenemos en mente para poder realizar, se debe pensar muy bien antes de actuar, sino se destilarán inevitablemente y morirán por el camino antes de concretarlas.

Al igual que llenarnos de palabras sin fundamento, para “creer” que estamos siendo honestos con nosotros mismos y con el otro, al final nos arrojará al vacío.Vivir mesuradamente, tratando de ir poco a poco superando cada barrera, es la opción, no escondiéndonos de los problemas o tomándolos de forma tan liviana como si nos rozaran, para que no nos vuelvan locos.

Que tristeza sería mirarnos al espejo como muñecos de trapo...

Esta es la manera de hacernos fuertes y de resistir los embates de la vida, el dolor y todo tipo de dificultad , no quedarnos en la cobardía que lo único que aporta es una imagen débil y una desconfianza difícil de revertir sobre todo para quienes están a nuestro lado y muchas veces nos ofrecieron su ayuda.

Evadir, nos estanca, nos pudre, nos lleva al “suicidio” o al destierro más duro.

Afrontar, nos enseña, nos mueve, nos hace crecer, nos hace avanzar hacia lo que si somos capaces de alcanzar y evolucionar como seres pensantes que somos.Nos hace ser libres.

Valorar lo que nos hace bien, sin perdernos en laberintos de autosuficiencias estúpidas, nos hará ver cuán equivocados estábamos. Pedir ayuda, por qué no, es una forma de ser humildes, de demostrar que necesitamos del otro, de ser abiertos y sinceros con nosotros y con los demás.

Cualquier dificultad o dolor, siempre será una carga menos pesada si entendemos que todo no lo podemos hacer solos.





Agualuna


Frase: Proverbia.net / Desarrollo: Agualuna

17 comentarios:

Anónimo dijo...

María dijo...
Hola preciosa, Agualuna:

He estado estos días muy liada con mi blog y apenas he visitado blogs, ya que tuve problemas que daban error y hasta que no lo solucioné no he parado, pero ya estoy aquí.

Espero que estés bien, y me alegro mucho de que sigas con tu blog.

Debemos intentar vivir la vida de la mejor manera posible porque el tiempo no se detiene, es como un viaje en el tiempo y no da marcha atrás, por eso mismo, debemos intentar tirar para adelante como sea.

Ojala te encuentres bien.

Yo te mando un abrazo y muchos besos, bella.

7/3/09 14:44

Anónimo dijo...

moderato_Dos_josef dijo...

Debemos de procurar vivir, pero nunca vivir al límite, es como llevar un automóvil sofocado, así nunca iremos bien por la vida. Los descansos son necesarios. Un abrazo.

6/3/09 22:39

Anónimo dijo...

Maria Jesús dijo...

tienes razón, Agualuna. Nos proyectamos demasiado en nuestras preocupaciones y en aquello que no queremos. Si, en cambio, nos concentráramos con fuerza en lo bueno y en todo aquello que deseaamos con todas nuestras fuerzas, nuestra vida cambiaría para bien. Me ha encantado tu post, como todos los tuyos. Sabes que te aprecio y valoro tu amistad. Besos y feliz fin de semana

7/3/09 08:30

Anónimo dijo...

janys dijo...
LOs seres humanos somos demasiado complicados; nos volvemos de pronto egoístas; sin embargo es importante recapacitar. Sabes que te quiero y estoy contigo siempre. Un beso amiga del alma. Hasta pronto.

7/3/09 03:52

Anónimo dijo...

LC dijo...
Totalmente de acuerdo contigo amiga.

Qué lindo lo que escribe tu corazón sigue.

Un beso, que tengas un feliz fin de semana!

7/3/09 12:42

Cornelivs dijo...

Totalmente de acuerdo con este maravilloso post, querida amiga, que ya he imprimido y lo guardaré para repasarlo de vez en cùando.


Me ha encantado.

Un abrazo.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Llega un momento en el cual nos preguntamos, ¿y esto para que sirve? También, hay momentos que cuando hemos conseguido aquello por lo que hemos luchado de una forma dura, intensa y sacrificada, y en donde habíamos puesto todas nuestras esperanzas, se consigue y realiza, nos apercibimos que no valía tanto esfuerzo, ni tantas preocupaciones. Con el tiempo llegamos a la conclusión que todo pasa, sea lo más deseado, o lo que nos está haciendo sufrir. Todo pasa y nada queda. Tomamos conciencia, pues, ¿para qué tantos desvelos y angustias?; ¿para qué tantos sacrificios y desventuras? ¿Qué sentido tiene todo esto?
A lo largo de mi vida me he hecho estas preguntas muchas veces, y he llegado a la conclusión que sólo vale la pena buscar lo que va a quedar, el tesoro que me dará la plena felicidad y la plena eternidad. Es decir, lo que no caduca, lo infinito. Existe, lo sé, pues está entre nosotros y nos acompaña y nos lo promete. Desde ahí, mi vida encuentra sentido; desde ahí, mi vida puede enfrentarse a todo; desde ahí busco el apoyo que yo sólo no puedo, ni podré tener para hacer frente a las adversidades y problemas de la vida; desde ahí puedo esperar que todo, unb día, se vuelva luz y felicidad eterna.
Un abrazo.

ESPEJO DE MI ALMA dijo...

hOLA MI QUERIDA AMIGA sUSY COMO ESTAS AMIGA YO ACA REGRESANDO AHORA SI QUE NO TE HE VISITADO VERDAD SORRY AMIGUI siento mucho avergte abandonado un tiempo paresco estrella fugaz jajjaja.
Todo vale el esfuerzo amiga tgodo ..un beso y un fuerte abrazo desde esta mi tierra Guatemala...bye

lola dijo...

Una buenísima reflexión. Así nos ocurre muchas veces, por eso debemos aprender y buscar la sinceridad, lo que vale realmente la pena, sin llegar a perdernos ni autoengañarnos.
La argumentación de Salvador me parece estupenda también y muy acertada.
Un fuerte abrazo Susana

Estrella Altair dijo...

Hola Agualuna, lo primero.. siento mucho lo de tu perrito.. yo los he tenido y sé por lo que se pasa.. por eso ahora me guardo muy mucho de tener animales... bueno.. si viviera en mi pueblo.. si los tendría... perros y gatos.. y pájaros y muchas flores..

Espero que estes bien..

En cuanto al post.. muy certero.. perdemos mucho tiempo, lo digo por experiencia.. en tonterios.. y no nos damos cuenta del privilegio que es tener salud y estar vivos.. y a ser felices...

... pero del dicho al hecho hay un trecho y a veces recorrerlo.. no es tan facíl...

Un besazo... muy fuerte

Beatriz dijo...

El escritor brasileño Érico Veríssimo, dijo alguna vez:
"Felicidad es la certeza de que nuestra vida no está pasando inútilmente"

Hay que vivirla haciendo, pensando en positivo, no desperdiciar nuestro tiempo en tonterías.
Porque no se puede ver pasar la vida desde un balcón.
Las preocupaciones...en su justa medida.
No por preocuparnos demasiado o pensar en negativo, logramos lo que queremos.
Queremos vivir y ser felices?, entonces:
querer es poder.
Besos desde Montevideo - Uruguay

LA REINA dijo...

Querida amiga,
Siento en tu escrito un dolor muy grande y mucha exigencia hacia tu persona.
Yo creo que hay que vivir mas en el presente, perdonando el pasado.
En la medida que comienzas a hacer todo lo que te gusta y te hace sentir bien, todo lo demas se acomoda solo ya que tu alma vibra en el Hoy y la suma de todos los Hoy sera un hermoso mañana.
Este es el juego y cada uno elige como jugar.
Y todo lo que nos pasa es para nuestra evolucion y crecimiento interior.
Te deseo dodo lo mejor y sabes que puedes contar conmigo para lo que necesites.
Te quiero mucho
La Reina

La Gata Coqueta dijo...

Lo más importante es darse cuenta y en es momento ya se esta otra vez vivo, para enfrentarse a lo que sea y se deja de estar invernando...

Que es lo que sucede muchas veces tal cual lo describes es pefecto.

Y creeme que el cambio es radical, lo estoy viviendo desde afuera y como se va ptoyectando el nuevo despertar y puedo asegurarte que es precioso observarlo...

Un abrazo con todo mi afecto y cariño.

Acuarius dijo...

a veces, somos de otra manera mucho más inteligente y digna...gracias a Dios :)

roxana dijo...

Susana un gusto en conocrte a traves de tu blog, Lo que decis es tan cierto, lo comparto en muchas ocasiones pasa. Hay que aprender y por eso dicen que la muerte da toda una vida de ventajas. Un besito y buen fin de semana

Shanty dijo...

Mi querida Susana:

Evolucionar emocional y espiritualmente cuesta, pero nadie dijo que era imposible. Con voluntad, podemos llegar lejos.

No pude entrar al blog que me anuncias, me sale como si no existiera. Me encantaría leerlo, pero por ahora es imposible. Quizá (al igual que el mío) tienes por ahí algo no muy bien puesto.

Te dejo mi cariño de siempre en un abrazo.

Mobtomas dijo...

Tanta gente y tanta soledad al mismo tiempo. Creo que estamos aturdidos, no vemos ni escuchamos, demasiada presión de los medios. Borregos hipnotizados.